Datos personales

Mi foto

Fanático del Rock and roll, el fútbol y la vida!
Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Cuando se habla de inclusión en la escuela pero no se practica

"Educación inclusiva es educación para todos"

 

Cuando vemos el caso de Brad, es dificil dejar de sentir indignación por la ceguera con la que los profesores abordan su problema, pero en realidad, ¿cuántos casos como éste hemos visto pasar en nuestra experiencia como docentes? y más aún, ¿cuántas veces hemos tenido la misma ceguera que los maestros del video ante casos donde los estudiantes "diferentes" nos provocan un problema con la clase? Lo que la maestra del grupo hace con Brad se llama exclusión o discriminación y es una violación a sus derechos fundamentales, según el principio de no discriminación expresado en la Convención sobre los derechos del niño.
La inclusión en la escuela requiere algo más que "las mejores intenciones" de apertura para el ingreso de todos los niños y niñas al centro educativo. Muchas veces las escuelas se vanaglorian cuando tienen entre su matrícula a estudiantes con algún tipo de discpacidad, porque entonces muestran su buen corazón y actitud inclusiva, pero sucede que puertas adentro, la "integración" es más bien una intervención individualizada, especial, pero fuera del círculo social del resto de los alumnos. Pere Pujolás, afirma que "Cuando se adoptan prácticas educativas selectivas según las necesidades de algunos estudiantes (sordos, ciegos, paralíticos, con discapacidad cognitiva...) con la sana intención de atenderlos mejor, se olvida que para atender en ellos algunas de estas necesidades y para perseguir una formación integral no sólo para ellos, sino para todos, se requiere precisamente que tengan la oportunidad de educarse juntos, en una misma aula, de modo que puedan interactuar de forma continuada unos y otros."
El siguiente video, muestra un ejemplo de escuela inclusiva, donde podemos mirar que este enfoque va mucho más allá de las buenas intenciones, en realidad requiere de un modelo que, desde su estructura y sus bases ideológicas, promueva la educación para todos.


Ser inclusivos en la escuela, no es un tema que atañe solamente a casos de estudiantes con discapacidad física o intelectual, en realidad se trata de adoptar un enfoque en el que son consideradas las particularidades de cada individuo (incluido el docente) en sus dimensiones, físicas, étnicas, lingüísticas, culturales, sicológicas, etc. Se parte del reconocimiento de todos y todas, cómo somos y qué necesitamos unos de otros para ser parte del mismo grupo, interactuar como compañeros en la equidad.
Por último, ¿quieren saber si el caso de Brad tiene un buen cauce? Aquí el video:



martes, 6 de septiembre de 2016

Nuestro cerebro, empatía y la imitación



Nuestro cerebro, empatía y la imitación: Un día como cualquiera, regresas del trabajo a casa. Has pasado por muchos minutos de camino y una variada serie de emociones y situaciones vividas. Al fin estas en casa y te dispones a disfrutar de la convivencia con tus hijos, jugar un rato, leer con ellos uno de sus libros favoritos y hasta ver la tele por unos momentos. De pronto, mientras juegan, casi sin esperarlo uno de tus hijos suelta un grito penetrante acompañado de un llanto ensordecedor. Como una acción en cascada, el otro pequeño s...

Reactivarse o morir

 

 

Todos vuelven, dice el gran Rubén Blades, y amí me han venido las ganas de regresar a este espacio para seguir compartiendo ideas y conectando con otras mentes.

Espero que los tres (grandes) seguidores de este blog, continúen en contacto conmigo. Vamos a estar mucho más activos a partir de hoy, esperando contar con sus ojos para recibir y sus manos para comunicar y extender las ideas.

 

Muchas gracias

Salud!!

 

lunes, 29 de octubre de 2012

Libros vs ¿Libros?: Leer ó e-leer, ese es el dilema.



Hace pocos días me encontraba en medio de un debate en el marco del llamado Encuentro Internacional de Educación 2012-2013 organizado y auspiciado por Fundación Telefónica. El tema de discusión era "Hacia los nuevos modelos de contenidos educativos", donde uno de los puntos más polémicos se centró en el diálogo acerca de la transición de los libros de texto, como las herramientas didácticas más importantes dentro del aula en la escuela pública, hacia la utilización de contenidos digitales, donde las computadoras y otros dispositivos elctrónicos son la plataforma principal. De inmediato salió a la luz la pugna "Libro vs Computadora", aún cuando en realidad la discusión no estaba centrada en la supremacía de lo digital sobre lo impreso o viceversa, sin embargo llamó mi atención que estas sensibilidades están frecuentemente a flor de piel, especialmente por parte de los adultos mayores de 30 años.

En la imagen que encabeza esta publicación, podemos observar un ejemplo de esta lucha generacional, entre los que nacimos con los libros como el ícono de acceso al conocimiento y los que nacieron con la tecnología instalada en el mundo, para quienes los libros no representan ese objeto de culto. La caricatura parece representar con claridad esta pugna. De aquí se desprende uno de los supuestos sobre los que me interesa que reflexionemos: 

  • Los libros son fuentes de información y conocimiento culturalmente aceptadas y válidas, a diferencia de las computadoras e Internet, que son principalmente elementos de distracción y enajenamiento. Esta premisa bien puede ser apropiada para una gran cantidad de personas, sobre todo las que vimos llegar Internet al mundo junto con el gran desarrollo de dispositivos tecnológicos, que ahora están al alcance de una alto porcentaje de la población.Este amplio espectro de personas adultas, suele cuestionar el hecho de que las nuevas generaciones de niños y adolescentes no asuman como propios los instrumentos culturizantes que ellos consideran como "los más adecuados" y en cambio, prefieran pasarse horas y horas frente a las pantallas, haciendo "no se qué", seguramente perdiendo el tiempo. ¿A caso en las pantallas no se lee?; ¿Lo escrito en las pantallas es menos valioso que lo impreso en los libros?; ¿Cuál sería el argumento que validara esa premisa?; ¿Por qué muchos autores no realizan publicaciones para compartir y descargarse en Internet? Todas estas cuestiones pueden responder a una diversidad de factores, desde la negación personal a adoptar nuevos medios de escritura y divulgación, hasta intereses económicos de la industria editorial, lo cierto es que vivimos una época en la que no se puede seguir pretendiendo hacer prevalecer el monopolio del conocimiento a través del librto impreso, so pena de aislarse de la actualización informacional que permite la inmediatéz  del acceso a Internet en cualquier lugar y a cualquier hora.
  • Nada puede reemplazar la sensación de pasar las hojas de un libro, sentir su aroma, palpar su textura... eso no te lo puede dar la lectura digital. Bien, es muy cierto este planteamiento, sin embargo, estas suelen ser expresiones emanadas de quienes han convivido con el libro impreso y lo han hecho parte de su vida a través de los años. Ante la supuesta amenaza de ver sustituido este objeto, la nostalgia intenta ser un elemento que invite a "aferrarse" a lo que se considera como propio de una generación. Pero pensemos también en las sensaciones que le producen a una persona el hecho de ller en las pantallas, por ejemplo la emoción de dominar un dispositivo tecnológico; la novedad que representa deslizar las páginas en una pantalla táctil; la posibilidad de guardar miles de textos en un pequeño aparato; sentir la propia textura del dispositivo, etc. Aunado a esto, es importante reflexionar sobre la pertinencia de un medio y el otro, principalmente en el contexto ecológico actual, nadie puede negar que leer en formatos digitales es más positivo al medio ambiente, en comparación con el desgatse de recursos naturales que supone la producción de hojas de papel, además de que los costos de producción de un libro electrónico son más bajos en relación con los impresos.
  • ¿Por qué distinguimos entre libros imprersos y libros elctrónicos? La Real Academia de la lengua Española define libro como: Conjunto de muchas hojas de papel u otro material semejante que, encuadernadas, forman un volumen. Pero también emite la siguiente definición:
    Obra científica, literaria o de cualquier otra índole con extensión suficiente para formar volumen, que puede aparecer impresa o en otro soporte. En este caso podría ser en un soporte digital, así que sin ningún problema podríamos referirnos al libro sin tener que enfatizar en su plataforma, pero si en su definición no es necesario hacer la distinción, entonces ¿Por qué lo hacemos? Probablemente porque nos negamos a ceder el paso a una cultura distinta a la que convencionalmente estamos acostumbrados, ya que leer en dispositivos electrónicos implica asumir una cultura diferente, implica pasar de lo analógico a lo digital y eso es algo a lo que muchos adultos no están dispuestos, al menos por ahora.

jueves, 25 de octubre de 2012

La rEDUvolution, una alternativa innovadora y atractiva para replantear el aprendizaje en las escuelas.



Hace algunas semanas me he declarado aquí mismo, como un seguidor de la idea disruptiva que representa el Edupunk. Hoy lo confirmo, luego de haber escuchado a María Acaso hablando de la rEDUvolution, una forma de ver las acciones educativas del docente desde la posibilidad de romper con las ataduras del sistema tradicional, sobre todo, romper con la monotonía y palidéz que representa para un niño el pasar las horas dentro de un ambiente cuasi carcelario en los salones de clase, al menos en la escuela pública.

María Acaso nos muestra una luz, a quienes estamos convencidos de la urgencia por encontrar y generar una transformación educativa basada en el placer, la alegría, la inteligencia, la democracia y el reconocimiento de las capacidades y conocimientos de cada persona que participa en el proceso de aprendizaje en las escuelas. Nada de esto es imposible y María nos lo muestra. 

Accede al Taller de María Acaso dando clic aquí.

martes, 11 de septiembre de 2012

Los desafíos de las TIC para chicos y adultos: Conversación con el Prof. Miguel Ángel Pérez



Les presento una entrevista realizada al Profesor Miguel Ángel Pérez Álvarez, académico de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, Profesor de la carrera de Pédagogía, quien además de excelente persona, es un experto en el estudio de los nuevos ambientes de aprendizaje con uso de las Tecnologías de la Comunicación y la Información, además de pertenecer a la Red Latinoamericana de Ética de la Información, entre otros tantos elementos interesantísimos de su curriculum profesional.

En esta conversación, el Profesor Miguel Ángel nos habla acerca de los retos y desafíos a los que se deben enfrentar los chicos y adultos ante las transformaciones que implica vivir en una era donde las tecnologías son el pan nuestro de cada día, en todos los ámbitos de la vida. Sobre todo, hablamos de las transformaciones cognitivas, sociales y culturales. Destaco los siguientes aspectos de la conversación:
  1. Las TIC como elementos que al transformar el entorno cultural, implican un cambio en consecuencia del modelo cognitivo de las personas.
  2. Los adultos, requieren desaprender las maneras en que se relacionaron siempre con el conocimiento y el acceso a la información, además de ocuparse en conocer las nuevas herramientas y sus alcances, de manera que sean capaces de guiar a los niños a participar de actividades creativas, que impliquen retos intelectuales para el desarrollo de nuevas habilidades cognitivas.
  3. Como padres de familia, los adultos tienen la oportunidad de acompañar a sus hijos en las experiencias de aprendizaje a las que se enfrentan cuando utilizan las tecnologías. Ayudándolos mediante el uso de redes sociales o comunidades de aprendizaje, a apropiarse de las reglas de convivencia que requieren para participar de estos nuevos ecosistemas y convertirse en buenos ciudadanos digitales.
  4. Existe un riesgo de vulneración en los derechos de los niños cuando utilizan tecnología, tal como se corren riesgos en cualquier lugar público, como las redes sociales. Pero hay un riesgo, también importante a considerar, que sucede cuando los adultos impiden el acceso de los niños a los medios de información y conocimiento que representan las TIC. En el contexto de las Sociedad del conocimiento, todos los seres humanos tenemos el derecho al acceso a la información y el conocimiento, por lo tanto, negarle a un niño el acceso a estos medios, es atentar contra sus derechos como habitantes de esta nueva era informacional y tecnológica..


Este video se crea en el marco del trabajo de colaboración que personalmente realizo dentro de la ONG Save the Children México, así como de la Red Latinoamericana por el derecho de niños, niñas y adolescentes a un uso seguro y responsable de las TIC (Rednatic).  





viernes, 7 de septiembre de 2012

El uso irresponsable de las redes sociales: ¿Educación o castigo?


Uno de tantos viernes, de esta vida siempre incierta y sorprendente en la Ciudad de México, me encuentro en la televisión con una mesa de debate político, de esas que suelen organizar los programas noticiosos para discutir temas de interés público y relevante. En ese momento se encontraban hablando de un tema que en la semana acaparó la atención de los medios de comunicación masivos: La construcción de un ambiente de psicosis entre la población del Estado de México y el Distrito Federal, a través de la difusión en redes sociales, de supuestos rumores falsos de violencia en estas dos entidades vecinas. Sucedió que en el Estado de México, se presentó un enfrentamiento violento, con presencia de armas de fuego, entre grupos de la población que se disputaban el control de un sitio de taxis. Derivado de este hecho, se comenzó la circulación de datos que advertían sobre la posible presencia de grupos del crimen organizado, más precisamente del narcotráfico, mencionando grupos delictivos como "los zetas" o "la familia michoacana", entre otros. Como era de esperarse, los usuarios de las redes sociales, preocupados por la situación de la que se estaba hablando, consideraron importante difundir las publicaciones, circularlas en Facebook y Twitter, sobre todo con la intención de que "alguien" pudiera confirmar o negar los rumores que se estaban generando, con lo cual se construyó un ambiente de miedo e incertidumbre, lo que después denominaron "psicosis".   En el contexto de esta discusión de los hechos, el periodista Rafael Cardona, quien formaba parte de la mesa de debate, afirma: El uso irresponsable de las redes sociales debe estar penalizado y tipificado como delito grave. 
Las palabras del periodista me hacen pensar en la situación desde diferentes ópticas:

1. La culpa de todo la tiene Yoko Ono.
Hace algunos años la banda española de rap-metal Def con Dos, hizo esta canción para referirse a la situación de crisis social y económica que su país atravesaba. "La culpa de todo la tiene Yoko Ono", decían para hacer ver que la responsabilidad era de todos y de nadie, lo único cierto es que "yo" no soy el responsable. En el caso que nos atañe diríamos, ante la creación de un ambiente de psicosis colectiva, "la culpa de todo la tienen las redes sociales", más aún, "la culpa de todo la tienen los twitteros" que de manera poco consciente difunden información falsa o por lo menos, sin sustento. No queriendo quitar responsabilidad a una persona o grupo de personas que hacen uso inadecuado de los medios de comunicación, considero importante reflexionar sobre lo siguiente:
¿Cuál es el contexto social en que un rumor como este puede generar tal situación de pánico entre la población?; ¿Quién es más responsable de este tipo de reacciones, una persona que difunde cierta información supuestamente infundada, o un gobierno que ha permitido con sus acciones, la construcción de un ambiente de miedo permanente con la sola mención de las palabras tiroteo, balacera, enfrentamiento, crimen organizado?; ¿Los usuarios de redes sociales son culpables de sospechar que los medios masivos de comunicación (televisión, radio, prensa) pueden ocultar ciertas informaciones a la población y por lo tanto   tener una mayor confianza en lo que la gente común publica en las redes sociales?

2. Necesitamos desarrollar la capacidad de "leer" críticamente en las redes sociales.
En un artículo que publiqué en este blog recientemente, hablé sobre la necesidad de estar alfabetizados digitalmente, que necesariamente implica las capacidades que una persona tiene al leer y escribir en los nuevos medios. Uno de estos nuevos medios son las redes sociales. En el mismo artículo hice referencia a la distinción entre saber leer y decodificar signos, enfatizando en que para leer y por lo tanto comprender los textos, es fundamental tener la capacidad de identificar el contexto social y cultural del autor y el lector, sabiendo que detrás del texto hay una posición personal que le da intencionalidad al escrito. En este sentido, cuando leemos y escribimos en las redes sociales deberíamos tener en cuenta por lo menos lo siguiente:

  • Las redes sociales son espacios de libre expresión, donde cualquier persona puede publicar cualquier contenido que desee, sin ningún tipo de rigor ético, científico o periodístico comprobable, por lo tanto es fundamental que la información que se emite sea cuidadosamente procesada por el receptor, vigilando las fuentes que sustentan lo que alguien publica, así como la historia personal y profesional del autor.
  • Contrastar la información que hemos leído, con otras fuentes disponibles, para darnos una idea de qué tan confiable o cierta es, antes de hacerla circular o emitir una opinión al respecto.
  • Considerar el contexto histórico, político y social en que se genera determinada información, de manera que se tenga una mayor consciencia de la pertinencia en las acciones de publicar o hacer circular determinados contenidos.
  • Ser consciente de que las cosas que publicamos en las redes sociales no se van al "vacío" ni son anónimas. Todo lo que uno publica tiene nombre y apellido, tiene consecuencias fuera de la virtualidad y uno debe responsabilizarse de ello.
3. Es más fácil castigar que educar.
La petición de penalizar el uso irresponsable de las redes sociales, representa desde mi punto de vista, buscar la salida más fácil y colocar el problema en el lugar equivocado. Una gran cantidad de delitos se cometen utilizando medios tecnológicos, por ejemplo para la tata de personas, la pornografía infantil, el abuso de menores, el fraude o robo de datos, etc. Pero el problema está en  la comisión del delito, no en el medio. Lo que propicia que se forme un estado de psicosis en una comunidad, no es el medio a través del cual se propagan rumores, sino que esa comunidad posee unas características emocionales e intelectuales que favorecen la escala a un estado de miedo y caos. Esto es, existe una cierta facilidad para que la gente crea lo que se le quiera hacer creer, lo cual no es más que una falta importante de pensamiento crítico.
No se nace con un pensamiento crítico desarrollado, este se construye con la educación, pero por lo que se ve, no se logra con mucho éxito en nuestro país. Si a esto le sumamos que estamos aprendiendo a utilizar y apropiarnos de las redes sociales como espacios de socialización y acceso a la información, entonces nos encontramos con una necesidad de educarnos en el uso de estas herramientas, por lo tanto, más urgente que buscar la creación de leyes que penalicen el mal uso de las redes, deberíamos pensar en una fuerte campaña de educación de la población para el uso crítico y responsable de las mismas.

Sugiero algunas fuentes para mayor información del caso:
http://aristeguinoticias.com/0709/mexico/rumores-en-redes-sociales-causan-miedo-al-oriente-del-df-y-edomex/?utm_source=redessociales&utm_medium=post&utm_campaign=mexico#masleidas

http://aristeguinoticias.com/0609/mexico/autoridades-niegan-disturbios-en-neza-tuiteros-publican-fotos/

http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=268723
http://www.eltiradero.net/tuiteros-crean-psicosis-violencia-en-neza-y-oriente-del-df-19558/